fbpx

El Autoconocimiento como base de tu Marca Personal

Haz de tu marca una extensión de ti

Cuando hablamos de autoconocimiento hacemos referencia al conocimiento de uno mismo. Quizás en un principio pueda parecer extraño cuándo no estás muy adentrada en el asunto la relación entre el autoconocimiento y la creación de una marca personal, y voy a ir más allá, incluso para la creación del plan estratégico de comunicación que se vaya a llevar a cabo.

Y es que ahora veremos como la marca personal va de ti, y como una comunicación se basa mucho más que en publicar.

¿Qué es una marca personal?

Comencemos por el principio. Aún hay muchas personas que hoy día se preguntan qué es una marca personal y dónde reside la diferencia con las marcas comerciales existentes.

Una marca personal eres tú, es todo lo que se crea y confluye en torno a tu perfil profesional. En pocas palabras, es considerarte a ti misma como una marca comercial con el objetivo de diferenciarte de otras marcas y alcanzar tu éxito profesional.

En este camino, para ser tú misma tu marca, y saber sacarle el máximo provecho a la hora de su creación y su posterior comunicación es necesario saber muy bien de qué se compone tu marca personal; es decir, de qué estás hecha tú misma.

Antes de comenzar la creación de tu propia marca, hay que llevar a cabo un trabajo previo, un trabajo que debe comenzar por definir quién eres, qué tienes para ofrecer al mundo y cómo quieres hacerlo.. Y es que tener una marca personal es algo más que vender productos y servicios y crear una estrategia de marketing para ganar visibilidad.

¿Cómo vas a querer plantear tu marca personal?

Es importante decidir cómo vas a querer plantear tu marca personal. Es decir, uno de tus objetivos es posicionar tu marca personal en un lugar preferente en la mente de tu cliente y para ello en este proceso debes definir las características que la van a componer y que van a servir para ese posicionamiento.

Para ello es necesario tener muy claro qué vas a ofrecer, en qué eres más y menos buena y qué quieres potenciar y poner en valor en tu marca para que tu público lo asocie a ella y así poder trabajar en función de ello tu posterior estrategia y comunicación de marca personal.

Para tener una marca personal realmente exitosa, debes tener muy en cuenta a la hora de su creación y posterior desarrollo que debes impregnarla de tu propia esencia que está íntimamente ligada con tu autenticidad. Y es justo en este punto cuando damos paso a saber y conocer profundamente todo sobre ti para luego conectarlo a tu marca personal.

El valor para tu marca personal: conócete a ti misma.

Para crear y desarrollar una marca que sea sostenible y rentable en el tiempo, y que logre posicionarse es necesario iniciar un proceso previo de autoconocimiento, tal y como hemos adelantado,  que te aporte las claves para poner en valor tus habilidades y tus conocimientos y destacar frente a tu competencia. Se trata de conocer dónde radica tu esencia y tu autenticidad como profesional y saberla transmitir a tu público para utilizarlo como factor de diferenciación. Y para lograr todo ello, se necesita transitar este camino de conocimiento de uno mismo.

Parece obvio, quién no se conoce a sí mismo/a, pero nada más allá de la realidad. Este proceso de autoconocimiento no es coser y cantar en todos los casos y mucho menos cuando se trata de mirarse a uno mismo para sacarle todo el jugo y transmitirlo a los demás.

Normalmente esos elementos que nos pueden ayudar a diferenciarnos del resto son tan normales e intrínsecos a nosotros que no solemos identificarnos y nos cuesta mucho ver esos aspectos tan importantes.

Dime tú, si no sabes decirme en qué eres buena, qué es lo que mejor se te dá, y que es lo que quizás menos puedas potenciar, como vas a saber venderlo en tu marca personal.

Realizar este análisis de autoconocimiento previo es importante porque te va a ayudar a saber exáctamente en qué te diferencias del resto de profesionales de tu mismo sector, cuáles son tus objetivos, cuál será la base a utilizar en tus estrategias de comunicación y de tu marca personal.

Al final te darás cuenta, que más que ayudar tú a tú marca personal es tu marca personal quién más te va a ayudar a ti, ya que vas a lograr identificar una serie de aptitudes, habilidades y un potencial que en muchas ocasiones no se es consciente y que va a favorecer no solo tu desarrollo profesional sino también personal.

https://youtu.be/CHwCGbaw3Jw

Qué aspectos debes conocer de ti.

Es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos a la hora de ponerte manos a la obra en la creación de tu marca personal.

  1. Tus aspiraciones personales, tu misión, tu visión y tus valores. 
  2. Tu filosofía de vida, cómo ves el mundo a través de tus ojos.
  3. Tener claro qué es lo que queremos ser, qué es lo que somos y qué queremos hacer con todo ello.
  4. Tus pasiones, ese motor que te mueve, eso que te fascina y te llena de energía, aquello que te impulsa y sobre lo que se va a fundamentar tu marca personal. Eso en lo que eres la mejor haciendo pero de lo que ni siquiera te das cuenta porque te sale de manera natural..
  5. Qué rasgos de tu personalidad o cualidades describen mejor el valor que ofreces y que ayuda a los demás. Qué es lo que te hace útil y valioso con respecto a otros.
  6. Qué ventajas competitivas puedes ofrecer con respecto a los demás.
  7. Cuáles son tus fortalezas pero también cuáles son tus debilidades y cómo puedes potenciarlas para que no sean un limitador a la hora de posicionar tu marca personal.

El proceso de autoconocimiento es un proceso que se retroalimenta en el tiempo. A medida que la Marca se hace más fuerte nos ayuda a conocer mejor aquello por lo que somos más valorados y mejor aceptados.

Y al igual, el proceso de autoconocimiento evoluciona y lo que es mañana puede cambiar en la dirección en la que se haya producido nuestro propio crecimiento personal.

La coherencia entre tú y tu marca personal

En no pocas ocasiones han acudido a mi marcas personales que no logran conectar con sus clientes, ni transmitir lo que realmente les gustaría.

En este camino se dificulta el posicionamiento de la marca y esto es debido a que no coincide lo que transmites con el concepto de tu marca por el que te quieres posicionar. Por lo tanto tampoco quienes reciben la información de tu marca logran posicionarte en el lugar que tú deseas estar.

Esto se puede deber a dos causas fundamentalmente.

En el primer caso puede ser que esto se deba a un simple error de comunicación y que tan sólo deba de ser modificado. Con lo cual la manera de subsanar este asunto es mucho más sencillo una vez localizado.

En el segundo caso, puede tratarse de un error de autoconocimiento, lo cual nos lleva a tener que volver a replantearnos nuestra estrategia porque en nuestro proceso de autoconocimiento algo nos hemos dejado, o como en muchas ocasiones ocurre, hemos evolucionado.

Nuestro fin es hacer coincidir lo que somos, con lo que queremos que en la mente de los demás perdure de nosotros y por consiguiente de nuestra marca personal.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies